Si todavía no crees que el raparse a un costado de la cabeza está de moda, te falta mirar un poco MTV, VH1 o cualquier canal donde pasen los videos de Rihanna, Ke$ha, Miley Cyrus o Avril Lavigne.

Lo que partió hace varios años de mano de las niñas punk o rude girls como una forma de revelarse frente al estereotipo de femineidad, hoy ya no distingue culturas, tribus ni gustos musicales. Según la periodista Pepa Valenzuela de LUN, el boom explotó el año pasado cuando Channel lanzó una colección donde la protagonista era la modelo brasileña Alice Dellal.

Sea o no ese el comienzo de la popularidad de este corte, lo cierto es que hoy es pan de cada día. Muchas asumen el riesgo de raparse a un costado, mientras otras desearían ser más valientes para hacerlo.

La agresividad del corte hace que sea un cacho manejarlo a medida que va creciendo, pero eso no quita que cumpla su objetivo: llamar la atención. En términos oficiales, el nombre del corte es ‘sidecut’ y en palabras del estilista Rodrigo Cuevas de RC Studio, este corte “queda bien a todo tipo de cara, estiliza la figura, el volumen va hacia arriba,  es cómodo y fácil de llevar”. Además, agrega que en su peluquería se hacen alrededor de 10 rapados a la semana.

Más que por rebeldía o querer verse más ‘rockera’, en lo personal creo que este estilo en particular va de la mano con la valentía, el atreverse a probar cosas nuevas sin temor a las consecuencias. Aunque de todas formas, si lo haces, es muy probable que te encuentres con opiniones distintas a la tuya, por lo que debes estar preparada.

Si estás decidida a hacerlo y no tienes plata para ir a una peluquería ni quieres pedirles a tus papás, en la dimensión hermosa de Youtube puedes encontrar un montón de tutoriales.

Y tú, ¿te raparías a un costado?

(Foto)